Educación “¿Y esto p’a qué dice usté que é?”


500 palabras en las que definir el propósito de la educación… Parece un reto sencillo para una persona con la verborrea galopante que me aqueja, tanto cuando escribo como cuando hablo, pero centrarme y ni pasarme ni quedarme corto va a ser mucho más complicado que todo esto.

Para mi la educación tiene un propósito claro, meridiano: empezar a dar forma a las personas del futuro. Sí, los docentes y los padres únicamente empezaremos a darles forma, ya que con sus experiencias y vivencias, con su entorno cada vez más cambiante o más estático, con cada segundo que pasa, se seguirán modelando, formando tanto física como mentalmente, y aunque nosotros pongamos una base muy importante, debemos ser conscientes de que la forma final no será nunca tal y como nosotros la diseñemos.

Creo que el propósito de la educación debería de ser la adquisición de las herramientas que van a permitir a la infancia ser esas personas del futuro: autónomas, autosuficientes, capaces de desenvolverse en el mundo, en lenguas distintas a la suya nativa, con las tecnologías, con los cambios sociales, políticos, económicos y tecnológicos tan vertiginosos que se están produciendo y se producirán.

Pero para que nuestro alumnado consiga esto hay que hacer una revisión de cabo a rabo de cómo se forma al docente, desde la formación inicial, hasta la formación a lo largo de la carrera docente:

En la formación inicial debemos de partir de que la Universidad mantiene estructuras de poder y curriculares que se han mantenido sin apenas cambios desde la aparición de las primeras universidades, así que no me sorprende cuando, en una oportunidad única de adaptar la enseñanza en las universidades a aquello que acontece en la sociedad (adaptación a los Planes de Bolonia), en las Facultades de Magisterio de todo el país, se mantiene un ejemplo de docencia superado, en el que es el catedrático/la catedrática de turno quien nos calienta la cabeza en una clase magistral, en la que se debe tomar apuntes, o peor, leerse su libro de turno. Y además todo esto lo apoyan en un uso casi nulo de las TICs. Lo que viene siendo una fórmula de éxito y de futuro, ¡vaya!

En la formación a lo largo de la carrera docente se debería de primar el trabajo interno del centro, encaminado, por fin, al trabajo de los cambios que redunden en beneficio del alumnado, a través de cambios metodológicos, de nuevos enfoques pedagógicos, de proyectos de colaboración entre centros, del trabajo, por fin, de las Competencias Básicas, pero no desde un plano meramente curricular, sino desde la realidad del aula. Habrá que dejar de lado tanto curso, cursillito y acción formativa que no va a ningún lado, excepto a dar créditos para el concurso de traslados y para los sexenios.

Pero también hay que hacer una revisión de los motivos que hacen que estemos en el aula y eso nos da una reflexión para terminar: “¿Y si los educadores realmente fueran los mejores que nuestra sociedad puede ofrecer?”

Anuncios

11 comentarios

  1. […] https://cprandorratic.wordpress.com/2011/05/16/educacion-eso-paqu/ On mayo 16th, 2011   /   500 palabras   /   Escribir un comentario […]

  2. Hola Alejandro:
    Encantada de leerte, es como si estuvieses delante, además de hablar, DICES .”La realidad del aula” , sin tenerla en cuenta no se pueden plantear propósitos válidos, reconozco que cada vez me aburre más la teoría sobre la educación, la mejor escuela siempre ha sido la vida, el mundo, también para aprender sobre lo que es educar.
    En cuanto a la pregunta que planteas, “¿Y si los educadores realmente fueran los mejores que nuestra sociedad puede ofrecer?” ,si fuese así, sólo por el hecho de ser educadores deberíamos saber que siempre es posible mejorar. Si nuestra sociedad no puede ofrecer nada mejor, habrá que plantearse mejorarla a ella, y que mejor herramienta que la educación. Los cambios son duros por ser cambios, pero no necesariamente por una dificultad implícita en ellos, sólo hay que dejarse llevar por las ganas de hacer las cosas bien, y si no se tienen, dejar paso a otros.
    Hasta pronto, un abrazo!

    • Hola Manuela:

      Muchas gracias por eso de que además de hablar, digo. Para mí que siempre digo que tengo verborrea y muchas veces pierdo la noción de cuando parar, es importante que al menos ahya un mensaje detrás, y que ese mensaje llegue.

      En cuanto a lo que planteas, algunos le llamarían una “espiral virtuosa” (opuesta a los círculos viciosos), en el que los mejores en este momento se dedicasen a la educación, y así mejorarían la sociedad, y esta a su vez generaría nuevas generaciones que serían todavía mejores y que empujarían poco a poco… Está claro que alguien tendrá que delimitar qué significa ser la o el mejor, y eso no debe de pasar por quién obtiene mejores resultados en PISA, o quién obtuvo mejor expediente académico en la carrera; aunque eso sí que cuente algo, la participación, la involucración, las propuestas innovadoras, la interdisciplinariedad, la capacidad de trabajo multinivel… ese tipo de cosas deberían marcar quiénes son las y los mejores, y que bajo su tutela se empiecen prácticas de tipo MIR reales en los colegios y los institutos, así los que entren habrán mamado eso, y habrán descubierto si su vocación es real o no tanto.

  3. Me quedo con tu pregunta final -“¿Y si los educadores realmente fueran los mejores que nuestra sociedad puede ofrecer?” y coincido con Isabel Ruiz (no es la primera vez ;-))

    Desde E. Infantil se sientan las bases de la educación y, a mi entender, se hacen las cosas bastante bien, pero llega un momento, en la secundaria, en el que parece que nos olvidemos de el fin último de nuestro trabajo que seguro que no es “llenar las cabezas de contenidos” por muy importantes que sean éstos para nosotros.

    Mi experiencia vital y profesional (maestro que ha pasado por todas las edades hasta secundaria) me lleva a pensar, como tú, si la formación inicial de los docentes es la más adecuada, si el perfil del profesorado es realmente vocacional, si algunos no hemos equivocado el oficio, si realmente “disfrutamos” con nuestro trabajo, si…

    Y paro porque me voy a quedar sin argumentos para mi aportación a #500palabras que tengo dentro de unos días…

    Una abrazo, Alejandro.

    • Gracias por tu aportación, me alegra ver que no soy el único que veo este problema de fondo, ¡ah! y no te quedes sin material para tu #500palabras.

      Un abrazo.

  4. Al hilo de la universidad… Selectividad arrastra Bachillerato, éste al 2º ciclo de la ESO… ¿Será por eso que en secundaria es difícil encontrar proyectos innovadores interesantes?
    Como bien dices hay que hacer una revisión de cabo a rabo, de lo contrario estaremos así otro siglo más por lo menos.
    Un abrazo!!!!!

    • Por suerte cada vez se pueden encontrar más iniciativas y proyectos innovadores en la ESO, quizá porque está calando entre una minoría el mensaje de que no todo es Selectividad… Se aprecia sobre todo en áreas de las que luego no van a tener que examinarse en Selectividad (hace un año vi un proyecto muy interesante en Ciencias para el Mundo Contemporáneo, que era de 1º de Bachillerato).

      En mi opinión los IES deberían de copiar menos la estructura de las universidades (Departamentos, Jefes de departamento, docentes que son catedráticos en su materia, etc.), ya que tienden a cumplir la máxima de que los de matemáticos preparan a matemáticos en potencia, los de Ciencias a físicos y químicos, los de lenguas a filólogos, etc. Deberían de romperse parcelas y actuar de una manera más coordinada.

      Sé que algunos le dais esa revisión de manera informal (El Pi Eguna es algo que tiene casi más que ver con la competencia lingüística que matemática) y porque tenéis interés y valor para hacerlo, ojalá eso enraice y empiece a extenderse.

      Un abrazo grande!!!

  5. Yo también veo el escollo de la enseñanza universitaria como algo negativo de cara al cambio en educación. Mucho tiene que cambiar todo, pero si la Universidad se mantiene. no hacemos nada.
    La educación es integral, empieza en casa, en la cuna, y nosotros vamos ayudando a integrar otras disciplinas. El cómo lo hagamos y las habilidades que les demos a los chicos para adquirirlas por su cuenta van a hacer que su futuro sea más o menos prometedor. Un abrazo, Alejandro!! Nos vemos pronto!!

    • El tema de la Universidad me resulta sangrante, más que nada porque no prepara para la realidad de las aulas, ¿a cuantos profes y maestros habremos escuchado quejarse de que ni Magisterio ni el CAP les han dado las herramientas para enfrentarse a la realidad de la docencia?
      Por mi que el resto de la Universidad se quede como quiera, pero que la que prepara a los futuros docentes se ponga al día y empiece a dejarse de tanta clase magistral en la que la persona catedrática (o aspirante a ello) de turno, se dedica a emplear los libros que ha publicado como material de referencia, y a “transmitir” sus conocimientos de la materia; y se cambie por un modelo más participativo y abierto, en el que los alumnos creen su propio aprendizaje y vayan aprendiendo técnicas que luego podrán emplear en la realidad del aula con mejor resultados que los cosechados con el academicismo puro y duro de toda la vida.

      Un abrazo enorme, Isabel

  6. Muy buenas, interesante punto de vista, pero no me puedo resistir a hacer un par de comentarios.

    Me parece muy acertada la definición de educación que das, pero hay una cosa que no comparto. La educación (formal) no se da solo en la infancia. De tu entrada se desprende que son los maestros los que educan, pero ¿qué hay de los niveles superiores? Un profesor de secundaria, bachillerato, o de universidad, ¿no es educador también?

    Y lo que es mas grave, ¿tiene formación específica y suficiente para serlo? Al menos el de Magisterio ha hecho una carrera sobre el tema, pero el de Física…
    La realidad es que para comenzar a ser profesor universitario, no hay requisitos en cuanto a calidad docente, nadie te enseña a programar o a elaborar recursos. Así es normal que los profesores repliquen el modelo que ellos recibieron.

    Sin embargo, mi percepción es que Bolonia si que está cambiando algo en la universidad (más allá del nombre de las titulaciones). Obviamente no es la panacea para el cambio en una institución con tanta inercia, pero si que se están vislumbrando ciertos “brotes verdes”. Poco a poco las metodologías de trabajo están evolucionando y ya no son mayoría ni mucho menos los profesores que se sientan a dictar apuntes. Queda mucho camino por andar, pero ya hemos empezado a mancharnos los pies de barro.

    • Hola Miguel,

      Yo soy maestro así que hablo desde la perspectiva de lo que conozco, y tenía la limitación de las 500 palabras, que hacen que en algúin sitio tenga que cortar, eso sí, por supuesto que considero al profesorado del resto de etapas como educadores.
      Además, me consta que los nuevos Másters que sustituyen al CAP se están intentando ajustar de manera que ya no sean un mero y sencillo trámite que superar para los Diplomados que ven como única salida a la carrera que han estudiado el dedicarse a la docencia. Cada vez va a ser más un tamiz por el que intentarán que sólo pasen aquellos que realmente quieren dedicarse a la docencia, que tienen interes por la misma y la educación.

      El tema de la docencia universitaria me indigna bastante, ya que creo que debería de apartarse de arcaicismo que la impregna, y empezar a adaptarse a la realidad del siglo XXI, entre otras cosas en su estructura y en la metodología. Espero que esos “brotes verdes” de los que hablas se conviertan rápidamente en sequoyas, porque realmente pienso que la Universidad, por lo menos la parte enfocada a la educación, es un dinosaurio que intenta sobrevivir en un entorno que hace años que le pasó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: