No siempre me ando quejando

Después de una temporada de “ranting posts” ( entradas al blog con carácter de queja) hoy toca hacer una entrada combinada que resume un toque de optimismo y buen rollo que últimamente no se veía por este blog, y que nunca está de más incluir, que como dicen los ingleses “you have to see the silver lining in every cloud”, algo así como hay que ver el borde plateado de cada nube.

nube

Sigue leyendo

… cuando es sincero

Continuando con el anterior post en el blog, y gracias a los comentarios, sugerencias, enlaces aportados, etc. me embarco en este segundo post en el que sigo hablando del Lado Oscuro.
Ya sé que algunos/as me consideran friki, pero no estoy hablando de La Guerra de las Galaxias, por una vez y sin que sirva de precedente, sino que estoy hablando del Lado Oscuro de las TIC en la Educación.

Como dije en los comentarios en esta oscasión voy a enfocarme en la formación, en la evaluación, en la estabilidad de las plantillas y en el papel del cuerpo de inspección educativa. A este paso no solo me sacan del CPR sino que me destierran, jajaja.

Sigue leyendo

Qué bonito es el 2.0…

Voy a empezar parafraseando al gran Néstor Alonoso (@xardesvives en Twitter) todo un crack del dibujo y del humor fino que practica en Educacontic, o mejor a su “alter ego” el Prrofesor Potachov de Moldavia, que decía: “Qué bonito es el 2.0 cuando es sincero”.

Ya que estoy voy a seguir entonando un mea culpa, un yo confieso… soy procrastinador, y un procrastinador militante, en el caso concreto de cierta formación, porque creo que voy a invertir un esfuerzo desmesurado para el beneficio que van a llevarse los docentes, o el alumnado a quienes dan clase.
Me topo de morros con profesorado 0.0, por no colocar número negativos, ya que, aunque emplean las tecnologías (bien), las usan como premio y acicate (mal), las usan con recursos que han sacado de otros lados pero sin dar opción a que los recursos que crean sean compartidos con el resto de la comunidad educativa (muy mal) y encima, las usan sin dar ningún tipo de opción al cambio metodológico que debería llevar aparejado, aunque sea por narices, el currículo por competencias, y que las tecnologías deberían ayudar a llevar a cabo (fatal).

Sigue leyendo