Esclavos de las palabras

Creo que el título de la entrada en el blog es bastante claro con respeto a de qué va a ir esta entrada, quizá la más meditada de todas, o casi, las que hay en este blog, que tampoco son muchas.

Se dice que somos esclavos de nuestros actos y de nuestras palabras, tanto las que decimos, que apenas duran unos segundos en el tiempo, como las que escribimos, que suelen perdurar un poco más, como las que se nos atribuyen, las que pueden llevar a mayores malentendidos.

En mi caso hoy me ha tocado reflexionar mucho sobre aquello que escribo, no sólo por el contenido, del que en su mayor parte no cambiaría ni una coma, ya que aquello que escribo es público, y hay personas que pueden leerlo y sentirse ofendidas. También reflexionar sobre dónde lo escribo, ya que muchas veces no soy consciente de que según donde escriba no lo hago como Alejandro Folch, persona con opinión individual, si no como Alejandro Folch, representante de una entidad que ocupa una serie de cargos.

Hoy me han hecho ver, con mucha razón, que mis opiniones personales deberían aparecer, como es lógico y normal, en mi blog personal, en el que me expreso como indivíduo, y no en el blog de la asesoría, en el que me expreso en función de mi cargo.

Pero lo más importante que me han hecho ver hoy, es que debería de pensar, repensar, y “requetepensar” cada palabra que vuelco en el blog, sea el que sea, cada opinión, porque puedo acabar hiriendo a personas que tengo en gran aprecio tanto en lo profesional como en lo personal, o viceversa, y cuando hieres a alguien a quien aprecias, te quedas con un nudo en el estómago que no recomiendo a nadie.

Como decía esta es, quizá la entrada más meditada de este blog, y así también he meditado hacia dónde va el mismo, así que en las próximas semanas cambiará de cabecera, de dirección y de orientación, y pasará a ser un blog personal sobre TICs y educación, lo que nunca debió de dejar de ser.

Reitero desde aquí mis disculpas a todas aquellas personas que pudieron algún día sentirse agraviadas por alguna de las líneas de las entradas de este blog.

Educación “¿Y esto p’a qué dice usté que é?”

500 palabras en las que definir el propósito de la educación… Parece un reto sencillo para una persona con la verborrea galopante que me aqueja, tanto cuando escribo como cuando hablo, pero centrarme y ni pasarme ni quedarme corto va a ser mucho más complicado que todo esto.

Seguir leyendo

Rectificación de mi anterior post sobre la MPLC

Tras recibir un burofax del despacho de abogados de la Motion Picture Licensing Association, y ante el requerimiento  realizado en el mismo procedo a publicar en este blog, de manera íntegra, sin comentarios ni apostillas la siguiente rectificación:

Seguir leyendo

Llegan las opos, o no?

En teoría este año, a nivel nacional, es año de oposiciones en la escuela, así que todos los maestros interinos del país se están preparando para enfrentarse ante el proceso traumático de exámen, defensa, baremación, etc.

Pero resulta que hay comunidades que han decidido que una de sus medidas anti-crisis, sea recortar el número de funcionarios, de cara a la galería, no convocando oposiciones al cuerpo de maestros este año, ¿pero cómo que de cara a la galería?

Seguir leyendo

Madrid es especial

Lo primero es decir que este post lo quería haber escrito “anidado” dentro de la página de The PLExperience, pero me temo que no es posible.

De todas maneras, si has llegado hasta esta línea del post te preguntarás qué tiene Madrid de especial,  o porqué me resulta especial, o simplemente por qué unos 40 tuiteros y tuiteras, tanto profes como no profes, se juntaron este sábado 13 de noviembre en Madrid, pagándose de su propio bolsillo el transporte, el alojamiento, etc. Siendo que no había convocatoria de ningún tipo de organismo oficial, ni de ONG Educativa, o algo parecido detrás, y que además, la asistencia no daba certificación oficial alguna que presentar para los procesos de oposiciones y/o concursos de traslados. Seguir leyendo

Cuestión de liderazgo

Cuando se piensa en qué hace falta para que un proyecto que se lleva a las aulas funcione, siempre se habla de dotaciones, sean técnicas, o económicas, o de profesorado. También se habla de formación, horas y horas de cursos, cursillos, grupos de trabajo y seminarios. Se habla de muchas cosas pero se nos olvida una de las más importantes: el liderazgo.

Seguir leyendo

Así estudiaba…

No, no voy a hablaros de cómo estudiaba yo en mis tiempos de estudiante formal, primero porque era un desastre como estudiante, bastante vago y tendente a dejar las cosas para última hora porque me aburría mucho tener que aprenderme pilas de datos de memoria.

Voy a hablaros sobre los estudios, Schrödinger, intereses comerciales y realidades, si os pica la curiosidad, ya sabéis, seguid el salto. Seguir leyendo

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.